Creo en la Iglesia.pdf

Creo en la Iglesia

Duquoc, Christian

Sinopsis: Del Reino que viene sólo se puede hablar con pudor: son demasiadas las  miserias que abruman a los hombres como para prestar oídos a un anuncio que fuera impertinente. La precariedad de la institución eclesial descarta la insolencia a que podrían inducirla la certeza de su futuro glorioso y el sentimiento de estar ya habitada por la presencia gozosa del Reino.    En este libro, Christian Duquoc intenta pensar la Iglesia en ese intervalo oscuro en que ahora se mantiene: entre la opacidad de la historia y la claridad del Reino.    La institución eclesial tiende a ocultar su precariedad mediante la grandeza de su discurso doctrinal. Juega a enmascarar la separación que se da entre su realidad social o su visibilidad funcional y la imagen que ella se construye de sí misma en la doctrina interpretativa  o normativa de su identidad.    Pero la discreción divina que aparece en el gobierno del mundo y la revelación evangélica, así como una reflexión teológicamente lúcida sobre su misma institución, invitan a la Iglesia a percibir su propia ambivalencia, a no encerrarse en su lógica organizativa y a dejarse reformar constantemente por la fuerza del Espíritu que no deja nunca de actuar.    CHRISTIAN DUQUOC (Nantes, 1926), dominico y doctor en teología, dirige  la revista Lumière et Vie. Entre sus obras más recientes, se encuentran: Jesús, hombre libre y Liberación y progresismo. Un diálogo  teológico entre América Latina y Europa, publicado en esta editorial.

Estoy hasta el moño de escuchar a mucha gente la frasecita de marras de “yo creo en Dios pero no creo en la Iglesia”. Si alguien la hubiese registrado estaría forrándose con los derechos de ...

3.92 MB Tamaño del archivo
9788429313949 ISBN
Creo en la Iglesia.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.juegosdekickbuttowski.com.mx o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

... de los primeros cristianos, y que empieza diciendo: Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra (Catecismo de la Iglesia Católica).

avatar
Mattio Mazios

came to the phrase "I believe in the Holy Spirit, in the Holy Catholic Church," he would always repeat three times: "I believe in my mother the Roman Church, ...

avatar
Noe Schulzzo

Creo en la Iglesia católica. 1. La Iglesia católica es necesaria para la salvación. La fe cristiana no es solamente fe en Dios y en Jesucristo; es también fe en la Iglesia católica. El Dios que se nos reveló y nos salvó en Jesucristo no quiere que lo adoremos en forma individualista sino en comunidad, en asamblea. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados.

avatar
Jason Statham

4 Mar 2020 ... A nuestros hermanos que piensan que se puede creer en Dios, pero no en la Iglesia, los invitamos a reflexionar en el porqué de Cristo al ...

avatar
Jessica Kolhmann

La Iglesia católica [nota 1] (en latín: Ecclesia Catholica) es la Iglesia cristiana más numerosa. [5] Está compuesta por 24 Iglesias sui iuris: la Iglesia latina y 23 Iglesias orientales, [6] [7] que se encuentran en completa comunión con el papa y que en conjunto reúnen a más de 1329 millones de fieles en el mundo. [1] [8] La Iglesia católica sostiene que en ella subsiste la única ...