Contra los franceses.pdf

Contra los franceses

Manuel Arroyo-stephens

Uno no puede dejar de preguntarse qué hubiera sido de la cultura francesa si Francia, en vez de estar situada donde está, hubiera estado, por ejemplo, en Australia. Probablemente no habría superado todavía su para ellos gloriosa Edad Media de los troveros y las canciones de gesta. Tampoco puede uno evitar preguntarse cuál hubiera sido la suerte de Europa si un país tan vasto y tan densamente poblado como Francia no hubiera ocupado su centro, actuando como tamiz deformador de las creaciones originales procedentes de Alemania, Italia, Inglaterra o España. El caso es que Francia está donde está y desde antiguo sus habitantes supieron explotar con notoria avidez y no menor habilidad lo que un economista llamaría su renta de situación. Decía Unamuno que las ideas cobran su fuerza del comercio, que rigen el mundo no los forjadores, sino los repartidores de ideas. Nadie entiende esto mejor que los franceses, y nadie practica mejor que ellos el arte de saber vender lo corriente como extraordinario. Su presunto «espíritu clásico», ciertamente no en el sentido helénico, sino de una disciplina comprensible para todos, no puede ser más opuesto al espíritu heleno, latino y español, que es independiente, demócrata, ateniense, republicano, romano e individual. La moda, el buen tono, la deferencia de una fi losofía asequible a las damas han sido las especialidades del genio francés, consecuente, ordenado, lógico, metódico, enfático, académico y prosaico, excelentes cualidades para andar por la vida arregladamente, pero totalmente inservibles para las elevadas empresas del espíritu.

Porque uno de los problemas (o ventajas) de Francia es que está ahí al lado. Como se pregunta Manuel Arroyo-Stephens en su libelo ‘Contra los franceses’ (Elba), qué hubiera sido de la cultura francesa si en lugar de estar situada donde está hubiera estado en Australia. Porque uno de los problemas (o ventajas) de Francia es que está ahí al lado. Como se pregunta Manuel Arroyo-Stephens en su libelo ‘Contra los franceses’ (Elba), qué hubiera sido de la cultura francesa si en lugar de estar situada donde está hubiera estado en Australia.

4.25 MB Tamaño del archivo
9788494366673 ISBN
Contra los franceses.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.juegosdekickbuttowski.com.mx o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

En 1980, apareció Contra los franceses, confeso libelo de autor anónimo que fue devorado con regocijo y no poca estupefacción, pues pese a la presunta manía que en España se tiene a Francia –al menos desde la invasión napoleónica-, no todo el mundo estaba preparado para digerir su contenido, que el subtítulo del libro enuncia con claridad: “Sobre la nefasta influencia que la ...

avatar
Mattio Mazios

10 Ago 2020 ... Buscan a los autores del ataque «terrorista» contra franceses en Níger. El ejército francés confirmó que ayuda a las tropas nigerinas, a través ...

avatar
Noe Schulzzo

Los presos que pidieron permiso para salir a luchar contra los franceses… y regresaron por la noche – 2poelintra – Literatura y Noticias 5 febrero 2020 at 17:12 — Responder […] entrada Los presos que pidieron permiso para salir a luchar contra los franceses… y regresaron por la … se publicó primero en Historias de la […]

avatar
Jason Statham

Francia acelera la lucha contra los feminicidios El Gobierno inicia una periodo de diálogo con distintas asociaciones y organismos para buscar medidas y acelerar soluciones.

avatar
Jessica Kolhmann

Porque uno de los problemas (o ventajas) de Francia es que está ahí al lado. Como se pregunta Manuel Arroyo-Stephens en su libelo ‘Contra los franceses’ (Elba), qué hubiera sido de la cultura francesa si en lugar de estar situada donde está hubiera estado en Australia. 21/06/2019