Teologia del pecado original.pdf

Teologia del pecado original

Biblioteca De Autores Cristianos

El pecado y la gracia son las dos coordenadas que definen la vida del hombre sobre la tierra. En efecto, ha sido desde el primer momento amado por Dios, ha sido invitado a participar de su vida. Pero a la vez, y desde el comienzo de la historia, ha sido infiel a la amistad que su Creador le ofrecía y ha querido determinar su vida sin referencia a Dios. Pablo ha explicado esta condición del hombre con su conocido paralelismo entre Adán y Cristo. Si a causa de Adán todos los hombres mueren, en Cristo todos son llamados a la vida. Pero este paralelismo siem-pre a favor de Jesús y de su gracia. Adán , el primer hombre, es figura del que debía venir. En Jesús, Dios Padre ha reconciliado el mundo consigo y nos ha llamado a la filiación divina. Esta invitación a la plenitud de la vida pide también la libre aceptación del hombre. En Cristo, plenamente obediente a la voluntad del Padre, se ha dado a la vez la manifestación plena del amor de Dios y la libre respuesta humana a esta iniciativa de salvación. En la fuerza de su Espíritu pueden los cristianos seguirle hasta entregar la vida por amor de Dios y de los hermanos.

El pecado original no es un acto sino, como ya se explicó, un estado, una privación permanente, y esto puede ser voluntario indirectamente- tal como un ebrio está privado de razón e incapaz de usar su libertad, sin embargo está en ese estado por su libre voluntad y por ello su ebriedad, su falta de razón, son voluntarias y le son imputables.

1.13 MB Tamaño del archivo
9788479145828 ISBN
Teologia del pecado original.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.juegosdekickbuttowski.com.mx o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

El pecado original (Madrid 1991), 359ss, tambin es de este parecer A.LEONARD, Les raisom de croire (Pars 1987), 177-231, aunque para este autor la cada .original ha significado un cambio radical en la naturaleza, de modo que entre la condicin original y la nuestra hay, analgicamente, una diferencia semejante a la que existe entre nuestra condicin actual y el paraso que esperamos.

avatar
Mattio Mazios

La naturaleza del pecado original, aunque resulte misteriosa, quedó clara y definitivamente explicada en el Concilio de Trento como la pérdida de la vida sobrenatural, la muerte del alma (Ses. V. can. II), y como “ausencia de la justicia o gracia divina, mancha contraí­da por cada ser humano en el momento de su concepción” (Ses. VI El pecado y la gracia son las dos coordenadas que definen la vida del hombre sobre la tierra. En efecto, ha sido desde el primer momento amado por Dios, ha sido invitado a participar de su vida. Pero a la vez, y desde el comienzo de la historia, ha sido infiel a la amistad que su Creador le ofrecía y ha querido determinar su vida sin

avatar
Noe Schulzzo

En el caso de los niños que mueren teniendo en sus almas exclusivamente el pecado original, fuera de la privación de la vista de Dios, la doctrina de la Iglesia no reconoce para ellos castigos sensibles en la vida futura [Denz. N. 1526 (1389)] (Se ha suscitado en años recientes un intenso debate teológico sobre la verdadera situación de los niños que mueren sin bautismo antes de la edad ...

avatar
Jason Statham

El pecado original (Madrid 1991), 359ss, tambin es de este parecer A.LEONARD, Les raisom de croire (Pars 1987), 177-231, aunque para este autor la cada .original ha significado un cambio radical en la naturaleza, de modo que entre la condicin original y la nuestra hay, analgicamente, una diferencia semejante a la que existe entre nuestra condicin actual y el paraso que esperamos.

avatar
Jessica Kolhmann

b) El pecado original, contra lo que enseñaron los reformadores, bayanistas y jansenistas, no consiste tampoco en la concupiscencia mala habitual (es decir: en la inclinación habitual al pecado), que persistiría aun en los bautizados como verdadero y estricto pecado, aunque tratándose de éstos no se les imputara ya a efectos del castigo. El problema es que, debido al pecado original, nos hemos quedado sin vino. Y no puedes dar lo que no tienes. Pero ahora sale a la luz la buena noticia del primer milagro de Jesús.